¿Qué es la cirugía guiada por ordenador?
5 marzo, 2018

La principal novedad en el tratamiento con implantes dentales es la cirugía guiada por ordenador. Esta herramienta de planificación permite colocar de manera virtual los implantes en el ordenador. Para ello, pedimos al paciente que se realice un estudio radiográfico mediante un escáner oral, que nos permite obtener una imagen en tres dimensiones del maxilar del paciente. Al introducir los datos del estudio en el ordenador, y gracias a los programas informáticos de navegación, se generan reconstrucciones de dos y tres dimensiones de la boca del paciente. En ese momento, podemos simular la operación, que nos permite colocar los implantes en la posición óptima para conseguir una estética y función perfectas.

Ésto, que es ya de por sí un avance enorme, se ve complementado con la fabricación de plantillas quirúrgicas que reproducen con total exactitud la posición de los implantes que hemos simulado en el ordenador. Estas plantillas sirven de guía para perforar la encía sin tener que abrirla, al tener una serie de orificios situados en la posición exacta donde hay que colocar los implantes que sólo permiten perforar hasta la profundidad preestablecida. Esto conlleva una cirugía mínimamente invasiva, sin tener que levantar la encía ni dar puntos.

Gracias a la planificación previa y a la gran exactitud de los TAC actuales y los programas de simulación, podemos tener localizadas y evitar estructuras anatómicas importantes como el seno maxilar o el nervio dentario inferior, con lo cual el riesgo de dañarlos es mínimo. Además, podemos optimizar el hueso disponible, evitando así el recurrir al uso de injertos o técnicas más complejas. Pasamos de intervenir de forma artesanal, “a pulso”, a llevar a cabo un proceso de alta exactitud, del cual ya conocemos el resultado antes de llevarlo a cabo.

El postoperatorio que conseguimos con este tipo de técnicas es comodísimo, ya que el disconfort del paciente se ve reducido al mínimo al no tener cortes ni puntos, sólo el acceso para colocar los implantes. Además, reducen el tiempo de la intervención al no tener el cirujano que preocuparse de estructuras anatómicas importantes. Así, para colocar 6 u 8 implantes pasamos de 2-3 horas de intervención a 30-45 minutos, cosa que es de agradecer.